domingo, 14 de septiembre de 2008

DESDEDIDA ALEGÓRICA

2x1
DESDEDIDA ALEGÓRICA
°_____________________________________________________________°
Nº 119 ))))))))))))))))))))))) EL LITERATO ((((((((((((((((((((((((((((((((Nº 119
Original de: Frank Nessi Contreras
LA RAZÓN ESTÁ EN LAS PALABRAS
Nº 119 (((((((((((((((( Canonjía de vanagloria ))))))))))))))))))))))))))) Nº 119
_____________________________________________________________
Correos: franknessicontreras@hotmail.com
elliterato@gmail.com
franknessicontreras@gmail.com
el_literato.yahoo.es
unico_cellec@hotmail.com (MSN)

Accesos Directos: www.el-literato.es.tl
Perfiles: http://elliterato.badoo.com
Frank Nessi (Facebook)
°____________________________________________________________°
NOMENCLÁTOR:

(-,-)- PREÁMBULO
(-.-)- DISCERNIMIENTO HENDIDO .................................... Frontispicio cabal
(-.-)- REFLEXIONES JUNTO AL CAFÉ .................................. Haciéndose la idea
(-,-)- LÁGRIMAS SOBRE EL TECLADO ............................... Sueño dimitido
(-.-)- VEHEMENCIA JADEANTE .......................................... Imprevisión
(-,-)- OFRENDA LITERARIA ............................................... ¡Camino inexacto!
(-,-)- LA LUPA GRÁFICA
(-,-)- BROCHAZO VITAL
(-,-)- ÁGAPE CONFRATERNAL
(-,-)- PUNTO DE RETORNO ............................................... Amar y ser amados
(-,-)- EL RINCÓN DEL LECTOR
(-,-)- CURIOSIDADES
(-,-)- VUELTA DE HOJA ..................................................... Intenso... ¿y?
(-,-)- EXEAT
(-,-)- SOFLAMA PASQUÍN DE LA SEMANA
(-,-)- COLOFÓN
(-,-)- SECCIONES, LISTA FIJA.
__________________________________________________________________
A veces las personas se desaparecen por causas ajenas a su voluntad. En ese caso: ¿es justificado? Siempre lo he dicho y siempre lo diré: el que quiere, puede… llueve, truene o relampaguee.
__________________________________________________________________
((-,-)) PREÁMBULO ((-,-))

Por ahí una lectora (o presunta oportunidad, amiga o afines) me dijo que no me iba a gustar porque ella era coqueta, tenía los senos operados y era tal cual lo que yo repudiaba: plástica, aparente y petulante… Glu, glu, glu. ¿Es causa de no verme? ¿Es motivo de salir a esperar nada, porque ya está sujeta a que no me gustará, mucho menos con un pequeño escote o la boca pintada de un brillito casi impercatable? ¡Um! ¿Y quién le dijo a ella que no me va a gustar, cómo puede decir que es básica y presumida por una apariencia dada? De paso desea una relación estable, duradera, no le interesa el físico (en su gusto), sino un hombre de verdad, con sentimientos, ¡vaya átomo! Entonces el punto no se trata de ser de sociedad, parafernalias, tampoco que a mí me guste un esperpento o que ella jure y perjure que no me va a atraer, ¿en qué sentido? Si es por el físico, puede tener operada hasta los glúteos, la nariz, los senos, las arrugas, los ojos, ¡lo que sea! ¿qué tiene que ver eso? Si ella es sentimental, si ha sufrido, si desea algo real de verdad, de sentimientos, ¿por qué no me va a gustar? No se trata de físico o personalidad, de amor o desamor, de gusto o disgusto, de salir o no salir, de creer o no creer, de tener las tetas operadas o dos limones de buhonero de Altos Mirandinos, ¡no! La esencia está por dentro, en querernos nosotros mismos, de vernos frente al espejo y preguntarnos: “¿qué me falta para ser feliz?”. En el caso de las mujeres, se suben los senos, se ven de lado, aprietan las nalgas y hasta se sacan las cejas, sin olvidar el rasurar de la zona vaginal, así tenga un año sin ningún tipo de relación sexual, así no se vea, si, en tal caso, se deja un triángulo en aquella zona erógena, ¡tampoco! El punto está en aceptarse a uno mismo, de sentimientos, también de físico, porque es lo que vendemos, lo que nos identifica, aunque hoy en día la vulgaridad sea la única mercancía para comprar (llamar la atención). He allí el error entre la coquetería, la presunción, carencia o enriquecimiento sentimental.

Todo está en lo que esquematizamos, lo que los llega de la nada, nos gusta, y nos lanzamos de bruces, en lo que se nos presenta a largo plazo, y seguimos dándole largas al asunto, porque interpretamos a nuestra manera, porque creemos que no le gustaremos a Mengano, que no existirá química, que no la conoces en vivo, mas, ¿a los hombres les interesa eso ahora? No sé si seré un animal en extensión, perdón, en extinción, por aquello de ser sentimental y darme una oportunidad de trancazo, sin físico, sin estereotipos, sin tetas de silicón, o con senos tipo Afrodita, ¡eso me va y me viene! Tampoco soy de decir que no puedo darme una oportunidad o intentar algo con alguna chica porque no se ha compartido, porque no se sabe si habrá o no feeling, ¡eso para mí es gramínea! Yo soy como soy, abierto en el sentido ejemplar de la sinceridad, directo y preciso cuando quiero o deseo algo, diáfano (y hasta intenso) cuando una persona me llena, ¿y? No me importará si tiene los pezones gruesos, o si no se excita a través de ellos, no me importará si usa sandalias (que no se pinte las uñas de rojo, por favor) o el escote más vulgar que pueda existir, porque sencillamente la aceptaré como es, porque la amaré a ella, no sólo a sus tetas o como se vista, ¡es así! Es extraño que hoy en día una mujer diga, que, por poseer silicón, usar escotes, moda y más moda, andar sensual y pendiente de su físico, piense que no le va a gustar a un hombre (en específico) por la misma circunstancia, que la eliminará de sus deseos de amor o anhelar una relación estable, sincera de verdad, ¿qué tiene que ver? A cualquiera le gustará, es preciso decirlo; los hombres son unos palos de agua en todos los sentidos, pues, ven a una chica que esté “buena” y le caen encima, de paso hay unas víctimas por ahí que le creen el romanticismo, pero, ese es otro cuento… en cambio yo podría decirles que le queda bien el color de la camisa, por la tonalidad de su piel, que el sostén de copa ancha no es preciso para ese tipo de escote, porque, sin querer, se le notan los pezones, o, en tal caso, que esa minifalda no le luce porque cae en lo morboso, cuando ella quiere representar es la sensualidad… Así soy yo, así no es él, así no será nadie, porque yo no me fijo en apariencias, vivo dentro de ella… Nadie se escapa de ello, así que no se equivoquen. ¡Al caso!

Sin adherencias.
_________________________________________________________________________
Los hombres muestran a su pareja como maniquíes; lo puedes hacer, pero no por ínfulas que está contigo, por lucirla, simplemente, sino porque te enorgullece que sea ella misma, sin recriminaciones o sexo explícito.

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
(‘-’) DISCERNIMIENTO HENDIDO (‘-’)
Frontispicio cabal

Muchos lectores me han dicho que mis fotos son buenas, artísticas, que salgo bien o soy de esos escritores que no existen, porque no son los bohemios típicos aburridos, de maratón de cine extranjero o fumador de marihuana por los predios del Teatro Teresa Carreño (aunque vale señalar que egresé de Rajatabla)… Otros me han cerciorado que mi físico no va acorde con mi personalidad, por aquello de hablar como escribo, de ser chistoso, donairoso, siempre contando en chanza las historias y no ser de plantilla… “diferente”, pues… Ja, ja, ja. La mayoría jura y perjura que soy intenso, sensible, que ando es pendiente de algo serio, fuera de las apariencias, que no me gusta una mujer coqueta, linda, disfrazada de sifrina o que no soy nada racista, en cuanto a status social se refiere. ¿Estarán equivocados? Eso no lo sé yo, o sí lo sé, pero, ¿para qué escribirlo? No soy ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario; soy, más bien, una completa canonjía de vanagloria, el hombre sincero, directo, sin cernejas en la sin hueso, pero tan fachendoso como cualquier tipo de nómina, pues, la ironía, el sarcasmo y hasta el misterio represento, dicho por muchos, claro, hasta que me conocen de verdad, ja, ja, ja, No entiendo cómo una mujer de senos operados no me puede gustar (según), cuando me agradan los senos grandes; no entiendo cómo no me puede llamar la atención una catira, de mechitas, con sandalias altas y las piernas al descubierto (según), cuando me mata los sentidos una bermeja. ¿Por qué hablan por mí? Si bien es cierto que la apariencia física de una mujer no me interesa, tampoco es que soy un androide o un hombre intelectual que se la pasa escribiendo, más bien me la paso en una de salsa brava, baile hasta el amanecer o rumbitas en la playita, ¿quién, Frank Nessi? ¿En serio él se tripeó la playa, y anda en su moto, con ese grupo tan grande? ¿De verdad rustiquea en playa Los Cocos, o se monta en la parrillera de la camioneta, borracho, haciendo locuras? Pero, ¿si él siempre ha sido serio? Ja, ja, ja… Preguntas como esas podrían formular, compañeros escritos, por aquello de no ser de plantilla, de ir contra la marea, de fijarme en los sentimientos, de ser un profesional en bruto y anhelando una relación estable, ¿cómo es la cosa? No creo que ese simple deseo tenga que ver con la aventura, con la mágica playa, el alcohol y pasarla bien con los panas y las panas en la playa, joder hasta más no poder y echarse un bronceado de lo más jevi (o ponerle bronceador en las nalgas, a toda envidia, de mis amigas), porque esa es la vida, la aventura, no la monotonía donde los serios se estancan, arrugando la cara por las locuras de los aventureros, quedándose frente a un televisor porque es el día de descanso, ¡eso no va conmigo! ¡qué va!

Los serios pueden ir para la playa, pero sigue siendo monotonía porque no tienen ese toque de picardía. Se sientan en la arena, ven el mar, ingieren licor, conversan, leen libros, se bañan en la orilla, y recogen a la misma hora para no agarrar la mega cola de regreso, cuando dicha tranca es la más emocionante porque hasta te sales del carro, te fumas los cigarrillos que quieras, haces cebo (válido para el disfrute de los que apuntan con el dedo), siguen disfrutando de la vida, sin quejas, sin peros, sin intensidades, es sólo pasar el momento, vivirlo a plenitud, sin recatos, sin pirámides educacionales, sin trabas de ningún tipo… hay que calmarse, regocijarse, llenarse de los placeres que nos ofrece lo material y no tachar a nadie, no recriminar por lo que haga o se deje de hacer, porque las apariencias son las apariencias, porque la realidad es la que se vive, la que se siente y padece, la que es contraria, y completamente, a lo que puedas inferir (o ser) cuando caminas por la calle o estár parado en cualquier parte, así sea en un burdel de mala muerte.

Embaste y yuxtapuesto:

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
“El reloj continuará dando vueltas y vueltas,
muchas personas se olvidarán de ti,
y, ese al que rechazaste, sin que lo sepas, siempre te ha estado esperando
para hacerte feliz...
¿En realidad esperó, o la soledad lo consume?
No sé, de verdad, pero no ha pasado el tiempo, sólo años de sequía,
¿Quién diría
que a ese que rechazaste, aún tiene los brazos extendidos para darte
la mayor alegría...
El no quiso condenarte...
Disfrútalo ahora, que, ya sí mañana será tarde”.

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
(‘,’) REFLEXIONES JUNTO AL CAFÉ (‘,’)
Haciéndose la idea

Deseamos una relación estable, nos llenamos de ilusiones, nos creamos expectativas, nos parece mentira que de verdad encontramos a una persona especial, que nos acepte como somos, que exista química, que sea en persona como te trata por el Chat, mensajes de texto o llamadas telefónicas… Tenemos miedo de llegar a una realidad y caer, decimos que si no existe feeling, ¿se puede mantener una amistad? Piensas, a su vez, que no van a llevarse bien, que son demasiado diferentes como para llevar una relación de pareja, al mismo tiempo que sabes que dicha persona es perfecta para una relación sentimental y hasta llegar a casarte y construir una camisa, perdón, una familia… ¿Para qué crearse tantas expectativas, o arrastrar lo negativo, antes que suceda algo? Las personas siempre andamos deseando la felicidad (según una lectora, que no existe, sino momentos felices, pero se esfuman), de encontrar una persona que valga la pena, que sea mimosa, que nos llene de detalles, que nos entienda y apoye en todos los sentidos, ¿acaso es posible? ¿y si es así, por qué echarle la culpa a la química, qué tan importante es?

Nos hacemos una idea de cómo es la persona, es así, quizás hasta errada, pero la aceptas y punto, como mis lectores juran que soy un bohemio, que me limito a ser aburrido (por la apariencia física, quizás), que no bailo, fumo, lavo ni presto la batea, o no me gusta rumbear ni la playa… ¿a qué se juega? Nos hacemos una idea errada de la persona, como que una persona es sentimental, que desea una relación duradera, cuando lo que quiere es un relajo de cuarto, varios amigos con derecho o un simple barranco, sin intensidades, ¿y? Luego llega Fulano (delgado él, con fotos intensas en un perfil, pinta de bohemio, sentimental, anhelando una relación formal, disfrutar de cada punto con una pareja) buscando a una chica cero apariencias, con sentimientos, linda, centrada, amorosa, ¿existe? Luego llega Fulana (catira, ojos claros, cuerpo de modelo, cabello liso, operada) esperando una relación sin aventuras, para crear una familia, ser mimada y amar hasta los tuétanos, ¿existe? Fulano y Fulana son diferentes, por lo menos físicamente hablando; ¿se aceptarán? ¿Qué sienten el uno por el otro? ¿Qué se han prometido? ¿Qué esperan a ciencia cierta de verse, conocerse, intentarlo? Ellos están haciéndose la idea de una relación de pareja, sienten nervios a pocas horas de verse, se crean infinitas expectativas, a la vez que no será lo mismo, que será otra persona más del montón, cuando el confín es darse una oportunidad real, ¿cuál es el temor? Se hacen la idea, y huyen, o se limitan a creerlo irreal, se hacen una idea de pasarla bien, disfrutar, enamorarse de verdad, ¡epa, ya va! No se trata de lanzarse por el abismo, amar de buenas a primeras, ¡no! La oportunidad de Fulano y Fulana debería estar clara, que lo intentarán, que estarán juntos, que se respetarán y serán fieles mutuamente, pero sin incluir el amor de una vez, porque las posibilidades creadas se derrumbarán. He allí el sentido de la huida cuando una persona intensa le habla a una persona llana, porque la intensidad está en sus palabras, mientras la llana lo demuestra con hechos, con momentos, ¿notan la diferencia? No hay ninguna, como verán, son modos diversos de vivir la intensidad, para muestra, un dedo… enllagado… el de la chica cool pendiente de su físico, rumba y playa, y el del antiguo aventurero, pero en el presente: una pelma. ¿Acaso ella se amoldará al profesional intelectual? ¿Acaso él regresará a sus andanzas de playero? ¿Acaso ella se calmará un poco en cuanto a diversión se refiere? ¿Acaso él cambiará su apariencia? Dicen por ahí que nadie debe cambiar a nadie, ni autocambiarse por alguien, para su agrado, sino aceptar a la persona tal cual es, mas, ¿qué pasa cuando tu parte interna te lo pide, cuando lo que deseas es aflorar tu sentimientos de verdad, así sean superfluos a la vista de la sociedad? Es válido, completamente, para hallar el verdadero amor.

30 minutos de felicidad

Dayana, una chica de 22 años edad, simétrica en plenitud, coqueta, rubia achinada, de redondos grandes senos y maniática de su apariencia física, determinó que no estaría con ningún chico, si no era una relación estable. Drextel, un hombre flaco, ex surfista, de físico normal, profesional, ejecutivo, estaba harto de las mujeres realengas, de instantes… Ellos se contactaron por un perfil de Internet; Dayana, al comienzo, se preguntaba cómo podía sentir tanto por ella, por qué tanto interés y no en otra, pero, a su vez, quería descubrir si todas aquellas palabras eran de verdad y no sólo palabras; sintió que era especial, que era su hombre amado, más allá de las apariencias. Drextel, por su parte, le encantaba su coquetería, su modo de vestir, aunque más su transparencia de sentimientos, como viéndose en un espejo, con similares efectos y anhelarla como novia, así, sin conocerla, porque la aceptaba como fuere, porque aceptaba ser feliz, o por lo menos aspirarlo… La espera fue larga, por el miedo de ella, por la intensidad de él, por las llamadas sin contestar, por algunos embarques suscitados, mas, no fue motivo para que perdieran esa piquiña de verse, incluso con peleas por Chat, perdonándose, volviendo a perder contacto, hasta que por fin dijeron que sí se verían, pasara lo que pasara, si de verdad aquellas expectativas se nutrirían de mucha más emoción, o serían un lance al vacío…

Dayana era la más temerosa, pues, le preguntaba cada vez que podía: “¿y si no soy lo que esperas, si no fluye una relación?”. Las personas se enfrascan en la típica pregunta porque de verdad están interesados en ser felices, entonces, ¿por qué tanto temor, por qué llamar la negatividad? Drextel estaba conciente que Dayana era una chica que llamaba la atención, que por donde pasara, los hombres volteaban, que era ese tipo de chica con la que estuvo alguna vez en su vida, chispeante, playera, figurante, hasta tildada de sifrina, quizás, ¿qué importaba? Ella, por su parte, tenía la esperanza que fuera él quien la amara y respetara para toda la vida, pero algo le decía que no cuadraban, que eran agua y aceite, que sus caminos no se dirigían a un mismo cause, ¿en qué concepto tenía a Drextel entonces? ¿Por qué sienten y padecen si no se conocen? ¿Qué los unía verdaderamente, acaso sólo el sueño de ser felices?

El día se dio, entre mensajes de textos desesperados, por la espera de la tarde y las mismas preguntas de siempre, sin obviar que ella le decía “nené” y él “bebé”, con esos nervios de punta porque esperaban un flechazo de Cupido, que Eros se adueñara del lugar y los enamorara de por vida, ¿en el mundo de hoy? De seguro, pensaron mil y un cosas, la taquicardia llegó a sus corazones, así, en tanto tiempo que esperaron, para media hora juntos, el más esperado por años, los pocos segundos del “hola” o el beso común y corriente, saludándose en pro a una relación, pero a ciencia cierta resulta otro momento más; conocer a una persona más, no como lo soñado, esa energía inverosímil de amor, de provocaciones, de emociones encontradas, de infinitas canciones de amor, pero impactadas en esa primera mirada, en los nervios presentes, en renacer de verdad, pero sin creerlo, perdiendo la esencia primitiva, porque ya son una realidad.

Dayana esperaba mucho más de lo que él podría brindar, Drextel no esperaba más de lo que ella era… Los dos no se engañaron que podían ser una pareja feliz, tampoco se equivocaron que eran diferentes, pero, ¿era motivo de un no rotundo? ¿Se darían una oportunidad de verdad, sin escudos, excusas ni variantes de ensueños? Eran mucho más parecidos de lo que pensaban; sus sentimientos eran similares, la esencia del amor impresionantemente candongos, los dos la misma dulzura en romance, pero físicamente disímiles, ¡sólo ellos podrían definir lo que realmente los juntaba! No era el amor, tampoco los sueños, mucho menos las esperanzas, o mentirse a sí mismos que dentro de la apoplejía de plasticidad podría existir más que un maní en el cerebro… Drextel ya había quemado muchas etapas en su vida (sólo le llevaba 5 ó 6 años a Dayana), ya había superado la franja aventurera del anís con chicha o el cucuy en playa El Diablo (50 minutos de caminata, palo arriba), como quemar la fase de la bailanta nocturna, mas, ¿cómo fue que calcinó dicha esencia? ¿por los años a rastras? Dayana esperaba más de la vida, un sentimiento verdadero de amor, pero que se sumara a su adjetivo existencial, sus parafernalias (molde de estilo) sensuales y su alrededor de diversión y regocijo, ¿por qué deseaba casarse, tener una relación estable? ¿Sería porque estaba cansada de su medio ambiente elástico? Drextel y Dayana no son disparejos; Dayana no es aparente; Drextel no es aburrido; Dayana no es simple y vulgar; Drextel no es letrado ni aburrido… Dayana y Drextel son imagen y semejanza, son oportunidad y realidad, son la letra faltante del abecedario y las figuras que van contra la marea, aunque naden también en ellas.

La tarde se hizo agónica, los segundos palpitaban en sus corazones como nunca antes en la vida, las perspectivas sintieron a flor de piel, a ese primer impacto, ese segundo vital, esos treinta minutos de presencia, haciéndose una idea de lo que podía ocurrir, de llevar a cabo todo lo soñado, lo esquematizado, esa visión que tenemos ante el amor verdadero, desnudo de alma, la figura común y silvestre de una persona más, pero con el regocijo de lo que es por dentro, lo que ha demostrado, lo que te manifiesta en vivo, más allá de las palabras. Drextel pendiente del reloj, Dayana recalcando que la tarde había sido demasiado larga, conceptualizándola como un estrés, mientras los dos, cada uno en su punto, jurándose un intento amoroso, fiel, duradero, capaz de aceptar las cosas buenas y malas, de aceptarse como pareja, de vivir la vida como es, sin restricciones, pero respetándose mutuamente…

Dayana ya estaba libre para el encuentro, hora y media antes de lo pactado, pero Drextel tenía que cumplir horario en el trabajo; moría por salir corriendo, pero no podía… Dayana quemaría el tiempo por ahí, pensando en el preciso instante en que lo vería, si él se interesaría en ella a todo pulmón, mientras él quedaba infartado, hasta el momento en que bajó por el ascensor, directo a correr para el sitio acordado… Ya todo estaba a merced, la media hora juntos se viviría, se sentiría, para bien, para mal, para la paz interna, para la desesperación enamorada, y el extrañar después de la media hora…

Drextel y Dayana, nerviosos en exceso, al fin se verían, directamente a los ojos, él sus sentimientos afloraría, mientras ella esperaba que todo fuera una realidad, y que juntos comenzarían una verdadera historia de amor, porque se dieron una oportunidad real, porque lo más que deseaban eran ser felices juntos.

Al filo de la lanceta.

Frank Nessi.
Próximamente el desenlace de esta historia.
_________________________________________________________________________
(¡,¡) LÁGRIMAS SOBRE EL TECLADO (¡,¡)
Sueño Dimitido

Algunas veces tememos decir lo que sentimos, por miedo a no sé qué… Otras veces no nos atrevemos a aflorar lo bonito que la pasas con alguien, quizás porque sea una labor de trabajo… Muchas veces te ilusionas con alguien recién llegado, que no sabes siquiera su apellido (lo averiguas); piensas en esos pocos momentos, detallas cada acción, te emocionas por el hecho, por lo que pasó, con esperanzas de continuar, mas, sólo fue un espejismo porque no fue una realidad, sino un grano de arena de lo laboral, porque la otra persona, lo más seguro, es que lo vivió como algo simple, que llegue a sorprenderse y/o preguntarse: “¿sentiste tanto, cómo es posible?”. No se trata de un gusto físico, de una perspectiva inválida, es simplemente vivir en monotonía, conversar con los compañeros de trabajo, ser un perfecto romántico, pero nadie lo ve así, sino que eres un jodedor de primera, siempre hablando en chanza, muy trabajador y responsable, sí, pero desconociendo lo que has sufrido, lo que sufres y las expectativas que tienes en el amor.

Algunas veces volamos con alguien que no está presente, que no sabe que deseas compartir más con ella, no porque trabaje en la misma empresa, en otro departamento, sino porque fue fresco el comportamiento, porque te sentiste bien ese día, no con la persona, sino cuando ya no estaba contigo… Caminas por la calle, suspirando porque todavía existe la oportunidad de la alegría, de sentirte dichoso porque la rutina se convirtió en algo más, aunque no sea nada, así te sonrías y sepas que no llegará a ninguna parte lo que viviste, porque tampoco viviste nada, sólo te sentiste diferente, porque giraste entre las nubes, planeaste entre la claridad del amanecer, y terminaste en la lúgubre habitación de sábanas frías, pero vivo, tan vivo que las llamas de los anhelos se inflan… mas, otro día ha de pasar, la monotonía te ha de cubrir y esa dulce voz tratas de olvidar porque no fue más que un ensueño, sueño vivo, porque estuvo presente, pero no presente en tu vida, sino en tu rutina. No queda más que resignarse, porque ni siquiera conoces a la persona, mucho menos su estado civil, si es feliz o no, si quiere darse una oportunidad como tú, si es romántica como tú, ¿para qué preguntar, indagar, descubrir? Quizás te tache de loco, irrespetuoso, pero así es la vida, la sociedad, y, además, el trabajo se respeta, ¿o no? No se trata de orgullo, sino de sinceridad, honestidad y entendimiento… Simplemente volé un día, me desligué de la rutina; una persona fue mi inspiración, pero sólo fue eso, porque miedo le tengo al amor, porque miedo le tengo a la ilusión, así viva perennemente en ella.

Frank Nessi.
_________________________________________________________________
(-,-) VEHEMENCIA JADEANTE (-,-)
Imprevisión

Si conocerte ha de ser mi felicidad,
pues, ¡bienvenida seas!
Si conocerte ha de ser mi inmortalidad,
que en tus brazos me hunda la marea.

Si conocerte llega a ser una ironía,
¡pues gracias le doy a Dios!
Porque, de ahí nace la alegría,
la historia de nosotros dos.

Si conocerte me ha de llenar de colores,
yo haré que creas en los sentimientos;
alejaré cada uno de tus temores
sin cabida al arrepentimiento.
¡Imprevisión!
porque no te conocía con anticipación,
¡así que es puro lo que siento por ti!
Quédate aquí...
a mi lado... Te llenaré de amor.

Me sentaré sobre los muertos,
los que han perdido cuerpo y mente,
para pedirles, que en tres meses,
seas mi más hermoso huerto.
¡Imprevisión!
Y mi voz resonará en cada tumba,
se sumergirá a la tierra húmeda
y saldrán los esqueletos, a mí, fieles
para afirmarte que todo mi amor tienes.

No te llevaré a centro comerciales,
mucho menos cometeré adulterio,
te amaré con protectores celestiales...
te llevaré al cementerio.
¡Imprevisión!
Porque el amor no es una previsión,
un estereotipo, un físico predilecto...
El verdadero amor
está en el alma de los muertos.

No te asustes, no grites, no te sorprendas,
porque quien resulta feliz, primero se llenó de mierda.
No te asustes, no te alarmes, que no existe alma sombría
o para ti una bella poesía,
¿sabes por qué?
Porque no soy como otro cualquiera,
porque no te amaré hoy, mañana o después,
te amaré por siempre, como el viejo verde a su ramera,
porque de por vida estaré rendido a tus pies.

Estribillo:

¡No te asustes, no brinques, sólo toma mi mano
que te mataré de amor, con sólo un roce de mis labios!

Frank Nessi
_________________________________________________________________________
(-.-) OFRENDA LITERARIA (-.-)
¡Camino inexacto!

Solemos soñar a la más alta cumbre,
nos imaginamos la felicidad lejos, tanto, que nos aqueja.
Caemos al suelo, sin dejar vestigios, ni una simple lumbre
cuando, quizás, la dicha la podemos tener cerca.

Solemos ensoñar primaveras, sumergidos en invierno,
tocamos los capullos, a la vez que lloramos, cual manantial.
Caemos en cuenta que hoy en día vivimos en apariencias, un infierno
cuando a tu lado puedes entrar en un eterno madrigal.

Acostumbramos a divisar nuestras metas etéreas, a todo pulmón,
gritamos al silbo que encontramos la felicidad,
pero vuelves a caer, ahí, en la desilusión
porque te fijaste en quien no te deberías de fijar.
¡Camino inexacto!
Pensar y pensar, soñar y soñar, y despertar en la desconfianza,
pensar y pensar, ensoñar y ensoñar, y conformarte con lo mismo,
resignación imberbe, cuando la dicha está en la confianza,
la que tenemos por dentro, gritando para salir del abismo.
¡Camino inexacto!
El que escogiste, el reclamativo, peligroso, tergiversado,
aparente, social, de atracción, lleno de flama,
cuando el fuego se apaga al tiempo, en cambio, el enamorado
está ahí, y estará, quizás, esperándote sincero en la cama.
¡Camino inexacto!
El que desperdicias escogiendo el número equivocado,
pensando, pensando y pensando, dejando todo para después
pero al que es, al que sí te quiere, el que entrega su amor, empeñado,
pero tan cedido está, que sólo lo apartas con tus pies.

Acostumbramos a divertirnos con amigos, conocidos, vecinos,
con la persona que te gusta, quizás, y al ras quedas hundida,
ahí, entre las sábanas frías, circunvecino
al dolor que tengo en el alma, esperando, a tu amor, hendida…
¡Camino inexacto!
El que escogí; escritor irónico, pero con sentimientos sinceros,
puñal que nadie ingiere, sólo éste condenado que soy,
el que por la vida anda, sin hacerle caso a terceros
sino al hombre que naufraga y se corroe ante el amor.
¡Camino inexacto!
El que escogiste, lejos de mí, Mujer Amada, porque jamás me viste,
ahí, a tu lado, hayamos o no compartido, aunque fuere en un conflicto…
No seremos felices… porque tú no existes,
porque por más que vivo, Mujer Amada, para ti no existo.

Frank Nessi.
Dedicado a las personas que no abren los ojos, que no se dan cuenta que la felicidad la tienen al frente… ¡De nada sirve después lamerse las heridas!
(Signatario 001)
_________________________________________________________________________
(*,*) LA LUPA GRÁFICA (*,*)

Simplemente haz clic aquí: http://elliterato.us1.badoo.com/e273756

FNC.
_________________________________________________________________________
“Una cosa es ser coqueta y otra muy diferente presumida”.

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
(`ª,ª) BROCHAZO VITAL (`ª,ª)

ES MEJOR DEJAR ENCENDIDA LA COMPUTADORA, INCLUSO DURANTE DOS HORAS, QUE APAGARLA Y ENCENDERLA. TE AHORRAS LUZ Y MÁS VIDA PARA TU PC.

_________________________________________________________________________
(-,-) ÁGAPE CONFRATERNAL (-,-)

Saludo a: Luna, Silvana, Mabel, Verónica, Francis, Peque, Jeny, Lisbeth, Dayana, Inés, Adriana, Peque y especialmente a todas aquellas personas que le huyen a lo intenso. Es una razón de cobardía, pero así vivimos, incluso yo. La profundidad sólo se queda en las letras, como el son del romanticismo, ¡lo plástico siempre abunda y nos sumerge!

Frank Nessi.
________________________________________________________________
¿Si tienes pareja, lo amas, para qué conocer y conocer a gente nueva? La amistad es valedera, mas, ¿los hombres piensan en eso hoy en día?

FNC.
________________________________________________________________
(°,°) P U N T O D E R E T O R N O (°,°)
Amar y ser amados

Todos queremos amar y ser amados, todos queremos respetar y ser respetados... ¡No todos deseamos lo mismo! De ahí parte la desilusión, el engaño, el simple hecho de desconfiar hasta de tu sombra, pues, acabas de terminar una relación, porque diste todo de ti, porque entregaste hasta lo que no tenías, ¿y de qué te sirvió? De pronto, llega alguien especial, con hermosas palabras, interesado en ti, hasta lloras por el simple hecho, pero te es difícil creer, mucho más en los hombres, pues, cada vez se ponen más ratas, no piensan que harán daño, sólo se satisfacen, dicen amar, cuando lo que hacen es irrespetar, cortar las alas, no permitir que salgas con tus amigos, celarte hasta de su sombra, ¿y entonces? ¿hasta cuándo tolerarlo? El amor no está en la condena, en los sacrificios, el amor está en el entendimiento, en la comprensión, en florecer de verdad, junto a una persona que te respete, junto a otras manos que te hagan soñar, que te den alas, que confíe en ti, pero no te dejas, ¿cómo aceptarlo, si, recién acabas de terminar una relación, muy dolorosa para ti?

Todos pasamos por heridas. Nos enfrascamos en el bendito tiempo, que necesitas estar sol@, ¿para qué? Las personas no llegan a tu vida por casualidad, sino por causalidad, para hacerte saber que no todos somos iguales, para hacerte entender que la felicidad sí existe, pero no la estás viendo porque sufres, porque el dolor nos consume, cuando un fuerte rayo de luz está ante nosotros, cuando una persona aparece, como por arte de magia, y te dice palabras desde el alma, pero, no le crees, es obvio. Tampoco es el hecho que te avientes a otros brazos, sino que sientas la luz, que veas sus ojos, que sientas seguridad en su pecho, que las palabras se conviertan en hecho, y una oportunidad le ofrezcas, pero a la dicha, que te des cuenta por hechos que esa persona sí merece tu entrega, tu amor, tu comprensión, porque te entiende, porque quiere iluminar tu camino, porque desea tomarte de la mano y llenarte de colores, de sentimientos verdaderos, de respetar el espacio de cada uno, y, a la vez, entrelazar las amistades en un tiempo dado, no recriminar, insultar porque abriste una cuenta de correo, porque llegó hasta el maltrato... Cuando se ama, se es ciego, se perdona lo imperdonable, ¿para qué? Es mentira que no lo va a volver a hacer, pues las cadenas ya están puestas, porque las bases del edificio no se pueden dinamitar, y porque la libertad perdiste entre sus brazos, cuando debería ser al contrario, que te sientas libre, pero respetando a tu pareja, comprendiéndola y apoyándola en todos los sentidos.

Estar enamorado, decir que se ama, no es fácil, aún más cuando el dolor es reciente. Se es masoquista viendo fotos juntos cuando eran felices, o cuando creíste ser feliz... Simplemente, hay que hacer una fogata con los recuerdos, las fotos, las cartas, la rosa marchita dentro del libro, etcétera. Te costará un mundo, pero debes hacerlo cuanto antes. El dolor del alma se sana, se alimenta de experiencia, aunque también de vacío y desconfianza, justamente a ese alguien que apareció, que quiere hacerte feliz, pero es difícil aceptarlo, es difícil continuar, pero no imposible, ¿sabes por qué? Porque tus entrañas saben que esa persona resulta verdad, lo que pasa es que no lo quieres creer, porque no quieres volver a sufrir, pero ahí está, presente en ti, aunque no lo creas, porque no se trata de tiempo, de aceptarlo, sino de ser feliz, y, sinceramente, todos nos lo merecemos...

Sin estolidez:

Frank Nessi Contreras.
________________________________________________________________________
“El resto es silencio”.

William Shakespeare.
________________________________________________________________________
(-.-) EL RINCÓN DEL LECTOR (-.-)

Giomer: eres un caso sumamente especial. No me cabe ni la idea de por qué estás solo, pero bueno, así es la vida. Tienes a muchas mujeres detrás de ti, pero siempre buscas más que el físico, de paso tampoco te aprovechas de la situación y para colmo te llega a agradar la imposible. Eres una historia increíble. Haz una novela de tu vida, de seguro se lleva por los cachos a tu Recinto del Diablo.

- Tu comentario no me sorprende, pero me hace reflexionar un poco. No es que mi historia sea increíble, es la vida de cualquier otro ser humano, pero de manera descriptiva y sincera, sin pelos en la lengua. Es típico que nos guste, encaprichemos o nos enamoremos de la persona menos conveniente, ¡es así! Se nos presentan casos de querer bonito, pero, a su vez, no sentimos nada por esa persona. El tiempo pasa, el sufrimiento llega, y cuando giras y ves hacia atrás ya resulta tarde, porque sencillamente el amor es sufrimiento, y la felicidad sólo se compra en franquicias, con sonrisas de modelo, con cuerpos de Mister y la billetera en el bolsillo, cuando ya estás sentado en las incómodas sillas y los colores que te dicen que no puedes estar ahí más de dos horas. Eso es lo que dura una relación ahora, aunque sin colores… en una habitación.

Tornado X: otra edición sexual hermano, mi prima quedó anonadada.

- Lo tomaré en cuenta, pero será para después, ¡no vayan a llamarme morboso o tipo Swingers!

¡Sintonízate por franknessicontreras@gmail.com!
Deja tu mensaje para nuestro: “Rincón del lector”.
________________________________________________________________________
(.^.^.) CURIOSIDADES (.^.^.)

¿Quién se engaña, el infiel o el traicionado?
________________________________________________________________________
(.´.) VUELTA DE HOJA (.´.)
Intenso... ¿y?

Se quiere conocer a alguien. Te dice que es romántica, que está cansada de lo plástico, que quiere es confianza, las cosas claras; entonces, eres claro, y desaparece... es el mismo cuento... Fulana dice que necesitaba estar entre 8 y 11 meses sola, luego de tener un ex... es el mismo cuento... Mengana te pregunta: “¿qué expectativas tienes?”. Le respondes con sinceridad, pero resulta una torpeza, ¿entonces?... es el mismo cuento... Luego viene una pana y me dice que tengo una manera muy cruda y directa de decir las cosas, que eso le agrada... es el mismo cuento... En ese mismo lapso, Tanko me recalca que cuando me aman, es cuando me tienen arrechera, ¡qué contradicción! Conozco a una chama por casualidad, la ayudo en una cuestión, y, al siguiente día, salgo con una lectora porque se sentía muy mal, porque está en recién divorcio; la chama que conocí por el destino, me ve con la futura divorciada, y, como es seria, bonita, pues, ¡pensó que era mi novia! Me lo dijo al siguiente día, que, nos vimos, porque la acompañé al hospital... ¿cómo es la melcocha? ¿acaso no la iba era a ayudar con un diseño? ¿y? La acompañé porque le dije que contara conmigo para lo que quisiera, total, así soy y seré de por vida, porque no soy un desagradecido, porque no le saco el culo a nadie, y, en los momentos malos, estoy, aunque después no se recuerden, pero no me importa, pues, seguiré encontrándome con personas que tengan el corazón hecho alheña...

A pesar de tanto enfermo y esperadora en el hospital, la pasé bien. Nadie lo toma como una cita, digo, cualquier persona, más bien se lo tienen que calar, bien porque es tu pareja, o en realidad la angustia te socava, porque es un familiar, empero, ¿un tipo que apenas ha estado a su lado media hora? Sí, no soy común, aunque para ella lo soy, porque con ella soy básico, nada de cariñoso, mimoso, ¿para qué? Muchas veces necesitamos ser donairoso (bueno, yo lo soy casi siempre) en el sentido de ser libre con alguien, sin profundizar, sino pasarla chévere, disfrutar de la hermosa compañía, que, en cierto punto, seas importante para esa persona, a los ojos de los demás, cuando no eres nada... ¿Qué compleja la vida, cierto? Ja, ja, ja. Desde luego, ella siempre fue atenta conmigo, incluso, después de salir del hospital, nos tomamos algo por ahí, en nuestra zona, a los ojos de muchos conocidos, incluso el señor que vio cómo nos conocimos, ¡ya me imagino lo que interpretó! Juntos, de aquí para allá, y, la pregunta del día, o, más bien, las palabras por debajo de la mesa, esa que pensaba que era mi novia la lectora, cuando me vio ese día... ¿Por qué la gente no es directa? Lo más probable es que se haya interesado en mí porque la lectora era muy bella, no se puede negar, pero, de ahí a interesarse por alguien por con quien esté, ¿es lógico? ¡Pues claro! Algo debe tener para tener un monumento al lado, ¡qué sociedad tan sucia! Ja, ja, ja.

Lo cierto del día, es que un día fue... uno más, uno menos, lleno de ínfulas, no lo puedo negar, porque no soy el sentimental que todo el mundo cree, el que anda en una sufridera o pensando en pajaritos de romance, ¡qué va! Yo soy plástico, como todo el mundo de hoy, quizás hasta sea sifrino, porque vivo en una buena zona, ¿y? ¿Me creen eso? Ja, ja, ja. Nosotros somos un caso; nos encanta un cine, porque paveamos, nos encanta una discoteca, una cerveza, un cigarrillo, la jodedera, pues, con joder se olvida uno de los sentimientos, o con una buena compañía, un amigo, una amiga (una buena mamada), que, como mientan por los cuatro lares, capaz y resulten ser novios, porque la pasan bien juntos, porque se entienden, porque se ríen, porque salen sin expectativas, porque pasa el tiempo (llegan a amigos con derecho), y, a la hora menos pensada, ñáñáñáñá…

No soy diferente a los demás, los demás ven que soy diferente... porque lo soy, pero no tanto, ja, ja, ja, ¡qué trabalenguas! Está como una de mis lectoras, que jamás pensó que alguien hablara más que ella, ¿qué tal? Rompí un récord, ja, ja, ja. Claro, tampoco es que me la paso en una oratoria, ¿quién me cree? Ja, ja, ja. Dígame en el hospital, hablé con todo el mundo, bueno, ella no se quedaba atrás, aunque más recatada, yo me desato y punto, claro, depende con quién esté, porque tampoco incomodo a la persona que esté conmigo. Cuento esta anécdota sólo para definir que el amor y los sentimientos dan asco, sí, yo, El Literato, diciendo esa vaina, pero, ¿acaso estoy errado? Como me diría el Signatario 010, que por ser tan apurado e intenso, las mujeres salen corriendo. No lo entendí hasta ahora, ¡más vale tarde que nunca! ¿Por qué? Yo soy muy dado con las personas, doy toda mi confianza, no tengo peos con eso, así me duela después, pero así soy. Sea un recién conocido, alguien de internet, pues, yo daré mi confianza porque cada cabeza es un mundo, y todo núcleo social me sé de memoria, y no es por ofender o dármelas que me la sé todas, es que no le repelo a nada... Si me toca estar con una sifrina bella, seca y altamente perfumada, pues me la paso bien, ¿a quién no le gusta sentirse grande? Si de repente aparece una chama sencilla, normalita, sentimental, ¡qué felicidad sentiría! Si es una chama que escucha Maelo, el Gallo, ¡también bailo así! Si por el Metro se anda con un bambú de lluvia, ¡pues en ese campo también he estado! Si Rammstein resulta relax, pues también fui rockero, ¿y? Bueno, lo soy…

Yo no ando tachando a nadie, ni a grupos, sólo espero una oportunidad sincera, de romance, de noviazgo... bien fuere seca, ¡qué importa! La cama igual se impregna de sudor... Si es romántica, ¡perfecto! No queda más que sentarse frente al malecón y ver el horizonte, cuales estúpidos, ¿y? O que se ande en carro, o en moto, por el Conjunto Residencial Ciudad Flamingo, por allá en Chichiriviche, en la piscina, debajo del caney, en la casa con aire acondicionado, ver Direct... echados en la cama matrimonial, luego de un día de sol, ¿y? Es lo mismo que pasar roncha en la casa de Choroní, con alguien que te guste, que busques leña, que la casa se esté cayendo, que el colchón esté al ras del suelo... ¿Será lo mismo? No, definitivamente... Para mí, sí, porque puedo estar en un cine, comiendo chocolate y cotufas, abrazado con una alta pana, ¿y eso me hace mujeriego, o que quiero que sea mi novia? Puedo estar en el hospital, que le acomode el cabello, que le quite unas pelusas de su rostro, ¿y eso me convierte en su novio? Puedo estar en el río de Choroní, abrazando y jugueteando con una amiga del pueblo, ¿y eso clama que es una camita sexual? ¡No, señores! Claro, sé que puedo ser extremadamente cariñoso, tierno, si se quiere, pero eso no dice nada, sino que soy un pendejo, cursi, y, al mismo tiempo, un pitillo, sí, porque la acción no está en abrazar a una pared, o un peluchito, que alguien me llore en el pecho porque sufre una pena, o que Petronila Mariela me haya abrazado, que le haya acariciado la cara, y, luego, llegó la antipatía, ¡noooooooooooooooo! Es que siempre doy más de lo que debo dar, y, no me arrepiento... Llámenme intenso, profundo, apresurado, ¡lo que sea! No me importa lo que piensen de mí, porque si no me conocen en persona, jamás unas letras me denotarán, por muy descriptivo que sea, es más, ni siquiera una persona que me haya visto un par de veces puede saber lo humano que soy, lo plástico que soy, lo zalamero que soy, lo puro que soy... ¡Todos tenemos un poco de todo, incluso, hasta ese toque de locura! Capaz que haya una chama que siempre fue de su casa, tranquilita, y, en un día, conoció a Fulano, y, casi que llega a la cama... ¿Eso habla mal de ella? Todos tenemos un punto de locura... Claro, siempre un lado de la balanza pesará más, por no decir que está completamente hacia uno; ¿qué quiero decir? Que las personas o son una cosa, o son otra; que si se es seco, entonces no se cree en el romanticismo; que si se es sentimental, no estás pensando en físico... ¡Esa vaina es psicología barata! El ser seco no tiene nada que ver con ser antiromántico, claro, no andarás amelcochado todo el santo día, pero tendrá sus raciones de abrazos, de besos, de ternura, ¿quién escapa de eso? Yo me conformaría con eso, aunque la palabra suene fea, pero así es, porque yo sí digo que soy romántico, cursi, sentimental, pero son más letras que otra cosa, por mis poemas, mis novelas, éste semanario, ¿y? En persona soy libre, normalito, nada que me parezca a un peluche o ande encima de alguien que me guste, por dármelas de sentimentaloide, ¡qué va! Eso se lleva en las entrañas...

Se puede estar donde sea, puedo estar con mis dos amigas modelos en un centro comercial, y, claro, todo el mundo me va a ver, porque son mis panitas, mis mejores amigas, pero sumamente sensuales, ¡es que no son las típicas mujeres de maniquí, ellas son modelos profesionales! ¿y? He allí el detalle entre la coquetería, la presunción y las apariencias físicas mezcladas con lo vano… lo superfluo…

No me importa si estoy en Portofino, allá en Margarita, bailando sobre la tarima, como suelo hacer, bailando en la discoteca del hotel, cual desatado, o tipo elegante y firme en un casino, ja, ja, ja. Yo me disfruto la vida, no me niego a nada, sólo a las drogas... pero, de resto, ¡paticas pa’ qué te tengo! Puedo estar por allá en Guatire, bailando a lo: ¡epa, mami! O tomar whisky en una fiesta, aquí en Montalban, sentado en una mesa con mantel, de agencias de festejo, hablando siempre de lo mismo, del vecino que hace mucha bulla, de los policías que llegan para que se baje el volumen, de la vieja loca que espía a la gente, de la chama del 41 que se acuesta con todo el mundo, de la del 32 que es lesbiana, ¿y? ¡hay que ver que la gente no se ve frente al espejo! Debe ser, que, como su vida es simplona, insatisfecha, entonces le gusta hablar de los demás, de vivir de los chismes, ja, ja, ja, y lo más curioso del caso es que luego me ven hablando con esa: lesbiana, ¿y? Ni que fuera una extraterrestre, ni que fuera a irle con el chisme que Fulana está hablando mal de ella, ¡eso no me incumbe! Además, Lorena lo sabe, ¡no tengo que recalcárselo!

La gente se crispa por todo... Porque éste es homosexual, porque aquella es prostituta social (Swingers), porque yo soy hablador, ¿qué coño importa? El culo es de él, la vagina es de ella, y mi lengua es mía... Creo que peor es tener una lengua como la mía, y no es porque sea chismoso, sino porque las palabras mueren diariamente, porque, así como salí a acompañar a Andreína al médico, así como la pasé bien, no lo puedo negar, muere el día, mueren los días, muere el ímpetu, muere la esperanza... Mi punto es que una persona esté en continuidad, que sea una oportunidad valedera, no de un día, de una salida, de un fin de semana de playa, de tomárselo todo normal, como si no tuviéramos corazón... Hay que tomárselo normal, sí, porque la vida es tan sólo una superficie, porque sólo profundizamos los estúpidos, los que creen que todavía existen personas que no sólo se dejen atraer por el físico, que digan que no les importa sino los sentimientos, cuando, a decir verdad, resulta ser uno más del montón, o sean tiernos en una ocasión y luego les de miedo, que sufran de temor a la desilusión, que sólo puedes tener amigos, que no quieren que se ilusionen por ti, ¡ni que fueras la única morocota de Venezuela! Ja, ja, ja, ¡y después dicen que yo soy el irónico, preponente y egocentrista! Yo sí, ¿y? ¿Acaso creen que sí soy narciso, yoísta? Ja, ja, ja. Si fuera así, no escribiera tanta mariquera, tanta reflexión, tanta ironía mefistofélica, tantas pazguatadas... estuviera sobre una cama, copulando, o conquistando básicamente a una tipa, porque, picio degradante no soy, ¡cada quién tiene su encanto!

Podré estar en Miami, en Caracas, ¡dónde sea! (pronto en Italia, pues soy de allá) pero siempre seré el mismo soñador, el mismo intenso, el mismo irónico, continuaré escribiendo éste condenado semanario, mientras una lectora reciente dice que escribo mucho, que todo es con paciencia, no una asfixia, ¡por Dios! A la gente se conoce en persona, no porque tenga un carro... a la gente se le conoce hablando frente a frente, no decir que hay que darle tiempo al tiempo, porque en el tiempo se pierde, tampoco que digas que alguien te cae bien, que te parece sincero, especial, y sean sólo palabras, porque, ni un maldito mensaje le mandas... Ojo, no es crítica, es sólo que la gente anda por la vida por andar, porque dicen las cosas por decirlas, sin sentirlas, o las sienten y después se meten la lengua en el culo... ¡Así soy de duro! No por ser un reprimido, por estar resentido de la vida, como diría Carla, ¡no! Simplemente lo que yo digo, lo cumplo, lo que escribo, lo siento en el alma, digan lo que digan, no me interesa, porque un semanario es un semanario, porque no soy diferente, también soy maleable, porque vivo dentro de ustedes, además soy usemista, ¡sáquenlo por ahí! Si te pica, lo siento, no hablé mal de nadie... Si te molestas, dímelo, no te escondas, dame la cara... Si te gusto, ¿para qué tanto disimulo? ¡Sácalo y punto! Si te parezco psicótico, ¡eso es peo tuyo! Si soy muy rudo, ¡pues no lo soy! Si te soy romántico, de bellos sentimientos, sensible, único, especial y afines, ¡no me digas que me deseas suerte, que pronto llegará esa
Mujer Amada! Ahórrate esa palabrería... Y, si te parezco soez, irónico, sentimental, cursi, dramático, ¡sólo soy un hombre más! Quédate con tu mendrugo, con tu plasticidad, que yo siempre como jamón serrano...

¡Definitivamente, esto se lo llevó quien lo trajo!

Al filo de la lanceta:

Frank Nessi Contreras.
________________________________________________________________________
- E X E A T -

Pido orden de salida, no sin antes decir:

Si lees este poema, es porque ya estaré lejos,
en la última parada: frente a Dios,
en la Iglesia, rezando por ti, para que seas feliz,
mientras yo te voy diciendo adiós.

Mis manos sudorosas tocarán el atril,
las hojas de la Biblia las revoloteará el viento,
mientras no yo sepa si es octubre, o abril,
pues nunca sentí el calor de tu aliento.
¡Mujer Amada!
Quizás estuve cerca de ti, quizás te vi
pero no me viste a mí...
Quizás quisiste darle un chance a este escritor,
pero ya es tarde... sólo te puedo decir adiós.

Me levantaré frente a los vitrales,
caminaré al confesionario,
y le diré al cura que alguna vez tuve un semanario
donde uní a parejas, en encuentros personales.
¡Mujer Amada!
Mas, nunca me involucré,
nunca suspiré el amor, el que cargo adentro,
nunca de ti me enamoré,
tan sólo fuiste un espectro.

¡Y te recordaré, aún después de muerto!
Quizás en otra vida nos consigamos los dos,
quizás llegues a mí, después de este poema
y no tenga que decirte un último adiós.
¡Mujer Amada!
Abre tus brazos, déjame admirarte,
sentir tu presencia...
o me volveré loco de tanto esperarte,
de cerrar los ojos y sentir tu esencia.

La Iglesia se ve allá, lejana,
y mis manos aún siguen sudorosas,
una mujer me habla, ¡es sumamente hermosa!
Me pregunta si lloro por una mujer amada...
¿Mujer Amada?
Me pregunté, de allá, de mis entrañas,
la vi a las ojos, y la sentí mi destino...
¿Será que te mato, bendito ensueño mío
y empiezo a construir un nuevo camino?

“Te sientes perdido, como mi alma lo está.
Te quisiste refugiar en la Iglesia, pero no pudiste.
Tu alma es como la mía: sombría.
Agarra mi mano y caminemos con alegría”.
¿Mujer Amada?
Seguí preguntándome, en silencio.
La bella chica me abrazó, y así caminamos,
le pregunté: “¿será que el amor tiene algún precio?”,
y ella me contestó: “sólo cuando verdaderamente amamos”.

No entendí la respuesta, tampoco lo que le pregunté,
en eso ella dijo: “cuando dos almas sombrías nos encontramos”.
Me detuve, la vi a los ojos, y la invité a un café...
Ella me dijo: “está bien, pero entrecruza mis manos”.
¡Mujer Amada!
Lo hice, ¿qué más podía hacer,
si resultaba una realidad?
¿Si sus ojos brillaban, si su dolor logró deshacer
sólo con verme, ahí paradita, como mi única verdad?

¡Y por ti lloré, Mujer Amada, frente a la cruz!
Me aparté las lágrimas, queriendo que fueras tú,
pero no fue así, fue la chica hermosa
que apartó mi dolor, pero únicamente en prosas.
¡Mujer Amada!
Era tan dulce, que me empalagué,
era tan sencilla, que por momentos te olvidé,
pero no pude, tuve que contarle la verdad...
y ella contestó: “yo también le escribo a ese hombre amado”.

Me levanté de la silla... la miré profundamente,
de verdad pensé que eras tú, Mujer Amada,
pero ella me dijo: “no te mientas, no pierdas la mente.
Tan sólo somos una mala cruzada”.
¡Las manos me dejaron de sudar!
¿Quién era ella, acaso fue un espejismo?
Me dio un beso en los labios, y luego me dio tos...
me estregué los ojos, y ella ya no estaba,
apenas y en mis oídos escuché un adiós.
¡Un susurro!
¡Fuiste tú, mujer, a la que tanto escribo!
Por ti, perdí los estribos...
Te sentí tan cerca, sentí la textura de tus labios,
sentí el calor de tus manos
pero eternamente en mi memoria.
Pero, así es la vida,
sólo en segundos se siente la gloria,
sólo en segundos se siente el amor,
por eso, Mujer Amada, éste será mi último poema,
mi último adiós...
hasta que a mí vueltas,
pero de verdad...
que te sienta mía, que me des tu presencia,
en esa única y gran oportunidad.

Enguato el livor.
Frank Nessi.
________________________________________________________________
“Eres simpático, pero…”.

La clave está en decir no de una vez y desaparecer.
________________________________________________________________
(!,!)-(!,!)-(!,!) SOFLAMA PASQUÍN DE LA SEMANA (!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)

... NO HAY QUE SER INTENSO, NO HAY QUE SER SEXUAL, NO HAY QUE SER SINCERO, NO HAY QUE SER MENTIROSO, NO HAY QUE SER NADA, SÓLO SER …

(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)
________________________________________________________________
COLOFÓN:

REALIZADO EL10 de septiembre de 2.008.
Correos: franknessicontreras@hotmail.com
elliterato@gmail.com
franknessicontreras@gmail.com
el_literato.yahoo.es
unico_cellec@hotmail.com (MSN)

Accesos Directos: www.el-literato.es.tl
Perfiles: http://elliterato.badoo.com
Frank Nessi (Facebook)
-----------------------------------------------------------------
Secciones de El Literato:

LA LUPA GRÁFICA, SUBLIMINAL, ATISBO SUBLIMINAL, LA CARICATURA DE LA SEMANA, HISTORIAS SIN MOMENTOS, VUELTA DE HOJA, VEHEMENCIA JADEANTE, LA ÓRBITA DEL LECTOR, REFLEXIONES JUNTO AL CAFÉ, OFRENDA LITERARIA, METEMPSICOSIS, CONTACTO PERIODÍSTICO, EL RINCÓN DEL LECTOR, FRANJA DEPORTIVA, ESCORZAMIENTO, TANTEANDO LA IDIOSINCRASIA, CUCHUFLETADA, MEMORIAS HÍBRIDAS, CLARIVIDENCIA AXIOMÁTICA, SUGESTIÓN, LA PALABRA INUSUAL DE LA SEMANA, ACRIMONIA RESOPLADA, SOFLAMA PASQUÍN DE LA SEMANA, LENGUAREANDO, ENTRE SOPORCILLOS, BROCHAZO VITAL, ORNATO, ESPOLIO, DISCERNIMIENTO HENDIDO, AHÍTO, CHURRETE, EL AMOR SEGÚN EL MOSCARDÓN, INTERMISIÓN, EN CUTÍCULAS, SIN DETRACCIÓN, ZONA EDICTA, PUNTO DE RETORNO, MINUCIA, CÁBALA HETEROGÉNEA, LA PALABRA INUTILIZADA, ENTRETELAS, ELUCIDACIÓN, SIN ESTANDARTE, PREÁMBULO, REFLEJO SEPTENARIO, FRENTE A LA ESTUFA, ÁGAPE CONFRATERNAL, IRONÍA MEFISTOFÉLICA, ENTRE DICHOS Y CANCIONES, EXCOMULGADO PASADO, OJOS ESTRIADOS, SAMBUMBIA DE SENTIDOS, ADVENIMIENTO INTRÍNSECO TENAZ, ENJUNDIA ABRUMADA, DESIGNIO DISÍMIL, ALGAZARA DE AMOR, LÁGRIMAS SOBRE EL TECLADO, INCLINACIÓN PROFUSA, CONGÉNERES, EXEAT, CURIOSIDADES, EL RINCÓN DEL LECTOR, ÁBACO Y SONIQUETE.
_________________________
¡ABUR!
______
... Y como diría Asuk Laurel (persona de mi novela: Sin morir no hay vida):

“No me digas nada, demúdate,
no me compares con nadie; me hundiré en tus sienes…
Anda, calla, y desnúdate
que sabrás que soy otro, una vez erecto mi pene”.

°_____________________________________________________________°
Nº 119 ))))))))))))))))))))))) EL LITERATO ((((((((((((((((((((((((((((((((Nº 119
Original de: Frank Nessi Contreras
LA RAZÓN ESTÁ EN LAS PALABRAS
Nº 119 (((((((((((((((( Canonjía de vanagloria ))))))))))))))))))))))))))) Nº 119
°_____________________________________________________________°
Nº 120 ))))))))))))))))))))))) EL LITERATO ((((((((((((((((()(((((((((((((((Nº 120
Original de: Frank Nessi Contreras
LA RAZÓN ESTÁ EN LAS PALABRAS
Nº 120 (((((((((((((((((((( La felicidad sí existe ))))))))))))))))))))))))))) Nº 120
_____________________________________________________________
Correos: franknessicontreras@hotmail.com
elliterato@gmail.com
franknessicontreras@gmail.com
el_literato.yahoo.es
unico_cellec@hotmail.com (MSN)

Accesos Directos: www.el-literato.es.tl
Perfiles: http://elliterato.badoo.com
Frank Nessi (Facebook)
°____________________________________________________________°
NOMENCLÁTOR:

(-,-)- PREÁMBULO
(-.-)- SONIQUETE .............................................................. Rumor engendrado
(-.-)- REFLEXIONES JUNTO AL CAFÉ ................................... Haciéndose la idea (II parte)
(-,-)- OFRENDA LITERARIA ................................................ Hechizo deletéreo
(-,-)- ÁGAPE CONFRATERNAL
(-,-)- EXEAT
(-,-)- SOFLAMA PASQUÍN DE LA SEMANA
(-,-)- COLOFÓN
(-,-)- SECCIONES, LISTA FIJA.
__________________________________________________________________
A veces sentimos irreal el encuentro de un verdadero amor... No podemos huir, sino luchar, compartir, sentir, pues, muy pocas veces en la vida se nos presenta un renacer verdadero.
__________________________________________________________________
((-,-)) PREÁMBULO ((-,-))

Dicen que de tanto buscar, se encuentra, o de tanto esperar, pues llega... Glu, glu, glu. Le he escribo a mi Mujer Amada por más de once años, encontrando en el camino a personas de diversas idiosincrasias, temperamentos y condiciones, ésta última la de más valía por la sociedad donde vivimos, aparente, de brinca para un lado y desemboca en el otro, de chamas o tipos que no rompen ni un plato y resultan de lo peor, hasta llegar a los prototipos, a la incredulidad que no existen personas con sentimientos, tener una relación de compromisos, no de relajos o decir que se tiene pareja, pero al voltear se acuesta o tiene un aflojo con cualquiera que se le acerque (o le guste, dado el caso), ¿qué sucede? A las mujeres les fascinan los tipos que son ratas, machistas, mujeriegos, todas unas joyitas, mientras que los hombres se dejan llevan por el cuerpito y las pinta de ¡¡¡!!! que carga la mujer de hoy en día, ¿y la ternura, qué? Las mujeres sensibles son heridas por los hombres de aventuras, y los hombres son heridos por confiar en una mujer, según, sincera, y terminan más desangrados que cualquier triple homicidio.

Pensé que la felicidad no existía, bueno, ya estaba desahuciado, a pesar de mis versos de Mujer Amada, de mi profundidad en las letras, de las oportunidades entregadas, de la misma cuestión de siempre, de salir, conocer a la persona, darse un tiempo (esa persona sale con otra más), conocerse poco a poco, de darse un revolcón, etcétera, ¿y? ¿A qué parte llega toda aquel supuesto chance en el amor? Entonces vienes, afloras tus sentimientos, y escapas, porque le huyes al matrimonio, porque juran que una relación es un lazo paralelo, sí, pero sin fusión de uno solo (no sexualmente, eso es de lo más bajo y sumergido en la deslealtad consigo mismo), de no ser simples novios, sino un compromiso de verdad, sin juegos, sin miedos, porque adelante es para allá, y las aventuras para guardar el condón debajo de la axila… Pensé que no llegaría esa Mujer Amada, que pasarme de soñador y romántico no sería sino burla para el vulgo, que no existían personas como yo, sensibles, mimosas, de sentimientos íntegros, mas, ¡me equivoqué! Tres años de soledad se desterraron bajo una mirada, más de 1.095 días mataron la ausencia del amor y tantas lágrimas derramadas causaron muchas más, pero por la sorpresa feliz que una mujer se entregase sin miedos y construyéramos un mismo universo.

No se trata de una despedida… tampoco de un comienzo… y mucho menos de una continuación. Los poemas de mi Mujer Amada se transformaron, tomaron vida, se tornaron a un color de piel, un físico predeterminado, sí, ¡apareció! O ya había aparecido, se fue, regresó, o aterrizó de la nada, luego de haber dictaminado que no existiría un encuentro entre los dos, de seguir la vida creyendo que se encontraría una persona que sí amara y se diera una oportunidad, pero sabiendo que lo se lograría, ¡he allí el detalle! El Literato continuará, pero ésta será la última edición en cuanto a estilo, pues, ya lo esperado llegó, ya lo que buscaba lo encontré, y, como hombre fiel, les digo adiós, muchas gracias por todo, espero que siempre me recuerden, que me sigan leyendo, sin embargo, estaré como no disponible; seré El Literato que siempre visualizaron, irreal, intenso, bohemio, sentimental, sensible, único, especial, ¡todo eso que me dicen! Gracias, pero ya no servirá de nada, como desearme suerte o que se sienten felices por mí, ¡ahórrense las palabras! Yo seré el mismo de siempre, el que pocos comprobaron, el mismo italiano loco que ama la vida, que cree en el amor, ¡esa es mi vida! Pueden mentarme la madre, decirme intenso, pelearme por MSN que soy irónico, sarcástico, contrario a lo que existe hoy en día, ¡no me importa! Ya no soy yo, ya no soy de mí, tampoco de nadie, sólo seré y soy una fusión de sentimientos, no con la Mujer Amada que siempre esperé, sino con la mujer de mi vida, que son dos cosas diferentes, pues, los sueños siempre son sueños, la realidad siempre será la realidad, y el sueño convertido en realidad resulta la felicidad, la que todos buscan, la que nadie ve, la que pocos lo sientes, y, que, gracias a Dios y a la convicción de la confianza, vivo, vives, vivimos, y viviremos. ¡Amén! ¡Al caso!

Sin adherencias.
_________________________________________________________________________
De tanta espera, me quedé esperando… pero que fuera sólo un sueño. Ya existes, ya soy tuyo.

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
(*-*) SONIQUETE (*-*)
Rumor engendrado

Por ahí se rumoraba que encontraría a una mujer que llenara todas mis expectativas; eso fue hace aproximadamente 8 años… Por ahí me desearon miles de esperanzas, que encontraría a una mujer que me amara hasta los tuétanos (como me diría mi mejor amigo José Antonio Caviquiony, que en paz descanse), ya hace más de seis años, hace pocos días, siempre pues… Por ahí me felicitaban por los escritos, que tenía muchas fanáticas y fanáticos (entre ellos sin definición de sexo), y hasta admiradora al sentido romántico, pero era como un muñeco de torta, adorno de un festín… Primero que nada, tenía que relajarme, ganarme a mí mismo para encontrar seguridad y confianza, además de ofrecerme una realidad, abandonar los miedos y lanzarme al agua…

Por ahí me deseaban muchas cosas, mientras yo perdía la esencia al ser tan diferente, por ser tierno, por extrañar a una mujer que no existía, siéndole fiel al cien por ciento, pues, de andar revolcándome en una aventura, preferible era guardarme en mi cuarto, encender la computadora, escuchar música e invernar, al punto que agarraré insolación la próxima vez que vaya a la playa. ¡Así es! ¡Así fue! Mi soltería se hizo años, mis besos en labios entrecortados y el corazón remendado, ¿cómo puedo confiar en alguien, así, a la primera? Yo todavía no hallo la respuesta, sólo sé que las palabras se las lleva el viento, pero sentir el aliento de una mujer me hace vivir, me hace sentir, me hace respirar, que el amor puede renacer, y que una caricia, un abrazo, una relación formal, en definitivo, bien hablado, con proyectos de corto, mediano y largo plazo, se construyen, a fe de la confianza, la fidelidad y la entrega total (sin estar pensando en sexo), de conocer su tamaño de sostén, sus bikinis preferidos, sus pies al filo de la guantera, el baño juntos, probable, seguro, pero aún inexistente, hasta el simple hecho del embarazo, de los mimos, los masajes en los pies y que será la mujer de mi vida, digan lo que digan, lo asimile o no lo asimile, dure lo que dure, pero así será, así es, porque creo en la vejez, en el amor eterno, truene, llueve o relampaguee, así me llamen extraterrestre y luego hagan caso omiso, no importa, total, no importa si existo o no existo, sólo me importa que lo sepa y valore una sola persona.

Me desearon tantas cosas buenas, que nunca encontré nada… me desearon tanta felicidad, que sólo encontré momentos… me anhelaron tanto y tanto, que entre lo poco, encontré más, porque lo busqué, porque de tantas veces, me caí, pero lo encontré, un amor de alma, un amor de verdad, una pareja de verdad, no de jueguitos, y, si todavía tienen el tupé de decir que eso hoy en día ya no existe, que eso sólo para en novelas o vive en los sueños, pues le cuento entonces que nací el 04 de octubre de 1.978 en Valencia, que nunca he sido mala persona, que quizás sea un poco obsesivo, no lo niego, pero así soy, porque me niego rotundamente a ser un desgraciado como todos los hombres, un mujeriego más, una alimaña más, ¡prefiero entonces morir en celibato! Ya no será, pero cabía en la posibilidad, si no encontraba a una mujer que sí valiera la pena, que sí deseara hacer una familia, un único cuerpo, una misma esencia, aunque siempre espaciada en dos, porque no existe alma gemela, sino una mezcla de sentidos que hacen del amor una fortaleza, y no el sufrimiento que es fijo, el sufijo de la dicha.

Me desearon alegría eterna, ¡gracias! Nunca les agradecí, tampoco lo hago ahora, porque siempre creí en mí, nunca dejé de creer en las personas, a pesar del dolor arrastrado, pero no importa, el pasado, pisado… y si dices que el amor existe, que la felicidad no existe, repito, pues te digo que vivo en Montalbán desde hace unos 17 años, que me llaman El Literato, me construyen una personalidad, una ideología, pero en realidad no me conocen, no saben mis gustos, no aprecian lo que soy, lo que puedo dejar de ser… así que nos vemos pronto, en otra vida, porque lo que es éste, ya encontró a su media bergamota (sección antigua del semanario), que me entregué al amor, como siempre estuve entregado, pero ya tiene color de ojos, una mirada precisa, y, le pertenezco, aunque se diga que eso no es correcto, que no somos objetos para pertenecerle a alguien, pero, ¿sabe qué? Ustedes jamás lo entenderán, jamás sabrán lo que es el amor, sino la etiqueta de sentimientos que les plantilló la sociedad… Jamás podrán definir un concepto de amor, yo tampoco, no soy quién para hacerlo, pero de algo que sí estoy seguro es que no renacerán, que no harán volar las cenizas del pasado; en cambio, yo sí, porque creo en la felicidad, porque ya le pertenezco al amor, le pertenezco a ella, y, si de morirme para ustedes se trata, bienvenido sea, porque ya estaba muerto, mucho antes de escribir y ser el hombre buscado con lupa, porque mi sepelio se escenificó en un lugar lúgubre, antes de ser escritor, antes de ser Frank Nessi, antes de ser El Literato, a quien entendieron por muchos años, que comprendieron, se sintieron identificados, pero todo tiene su tiempo de caducación, todo lo bueno pasó, todo lo malo sirvió de aprendizaje, cada letra significó para mí, no para ustedes, porque por un oído les entró y por el ojo negro les salió, porque las palabras se las llevó el viento, mientras yo la guardé, las recordaré, pero a sus vidas seré olvido, porque alguna vez se vieron en un espejo por mis letras, pero se colocaron sus trapos de Carolina Herrera y salieron a la fiesta, dejando mucho más que el perfume en el cuerpo del hombre típico, en las sábanas blancas con manchas rojas, la miserable vida que ustedes se construyen… Gracias por todo, por leerme, por ser especiales, pero no como con eso, nunca comí ni comeré con eso, pues, si a sinceridad se trata, siempre lo fui, pero no lo valoraron, y ahora le pertenezco a un solo ente racional, porque mis cenizas no podrán encontrar en ningún nicho, mucho menos en un perfil electrónico, porque así como las fotos se queman con fogata, mi esencia se eliminará del Internet, y sólo quedará el poeta que alguna vez existió, que a su vida una oportunidad se dio, que por más de 11 años a las personas aconsejó, pero como dicen por ahí, todo tiene su precio, todo lo que hacemos es por buscar un bienestar… gracias a Dios, partí, creí, caí, renací, y de ustedes me despedí (como 7 veces), pero esta octava será la última despedida. Disculpen aquellas personas que fueron mis amigos, que en un tiempo dado hasta me aconsejaron, pero ya no estaré por aquí, ya no estaré por un número de celular, no porque se haya borrado el nombre de mi cédula, sino porque adiós les digo, sin vuelta atrás… sólo recuérdenme, con eso basta, y jamás olviden que la felicidad existe, y, si juran que no es así, cuando la encuentren, acuérdense que alguna vez se los dijo Frank Nessi Contreras.

¡Adiós!

Embaste y yuxtapuesto:

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
Llueve, escapa… la vida obscurece, resplandece… sí se puede encontrar una persona que dure para siempre.

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
(‘,’) REFLEXIONES JUNTO AL CAFÉ (‘,’)
Haciéndose la idea (II parte)

Las escaleras de la estación Chacaíto fueron testigo del impacto crucial entre Drextel y Dayana, ¡ey, ya va! Drextel salió de la estación, vio para los lados, no la vio ni en imaginación; volvió a mirar, mandó un mensaje de texto, y, ¡zas! Dayana lo saludó, desprevenido, justo al abrazo mutuo, sin mucha efusión, sin esa cosquilla alarmante, tal cual sintieron bajo la ausencia. Bajaron las escaleras, directo al andén, bajo el calorón y la presencia de aquellas dos personas que se daban una oportunidad, mas, todo se hacía normal, la conversa cotidiana del bululú, de lo habían hecho en el día, hasta que Dayana soltó: “¿me vas a decir todo lo que sientes?”. Drextel se sintió incómodo, por el lugar, de hecho se lo dijo: “no es un lugar romántico que se diga”. Así empezó el andar; Dayana apoyando su codo en el koala de Drextel, mientras él, a su oído izquierdo, le decía que él era una realidad… ¡Pum! Entraron al vagón de golpe, tras el gentío, él tomándola de los hombros, como si se conociesen de toda la vida, y, ¡pum! Volvieron a salir del vagón, mucho más calmados, hasta que empezaron a caminar y conversar más fluidamente, tras las preguntas de Dayana, enfocándose a cómo él podía sentir todo aquello por ella, que ella no estaba para juegos ni relación de noviazgo, sino de formalidad, ¡ups! ¡Mujer para intensa, pensarán! Mas, a Drextel lo enamoraba, aún más cuando, en un momento dado, con su mano hacía la forma de la barriga, ¡ups! Tiempo habían pasado juntos, caminar abrazado, buscar un lugar para conversar, tomarse algo y comenzar lo que sería su realidad, su mundo, mas, ¿por besos, caricias, mimosidad? Llegaron a ser mucho más que eso, en esa media hora convertida en una vida juntos, para ese momento, dos horas juntos, miradas profundas y la canalización de los sentidos, o el no asimilar que era verdad, que podía existir un hombre tierno, que haya sufrido, y que una chica deseara una relación formal, con proyectos a futuro e irse conociendo poco a poco, al compartir, una vez sumergidos en una relación de pareja.

Dayana y Drextel se dieron una oportunidad, mas, la simple comunicación, de un mensaje de texto, por ejemplo, sería verídica de una verdad, y no el efecto fantasma del que siempre he mencionado. Excusas radicales y sorpresivas, eventos que se escapan de la mano y no te permiten estar con la pareja, entonces, ¿son excusas? Quizás la sorpresiva noticia de encontrar a la persona amada nos hace dudar, nos hace sentir irascibles, felices, aunque lejos de la persona. Desde luego, la emoción de por fin volverse a ver, luego de varios días, se agiganta, te llena de regocijo, te pinta una sonrisa de oreja a oreja, y personas que te conocen, dicen para sí: “¡vaya que sí está feliz!”. Luego lo ven con una persona, su pareja, y se dan cuenta del por qué. Así estuvieron Dayana y Drextel, pensando el uno en el otro, atareados por el trabajo, por el compromiso, por un posible relax con familiares a la playa, por problemas personales, pero al fin se verían por segunda ocasión, infartados igual, emocionados hasta el tope, a ese encuentro vital para los dos, sentir la misma emoción, las mismas caricias, nuevos besos a venir y la magia indefinible cuando dos personas están dispuestas a hacer un mismo camino, a construir una familia. Drextel, a la ausencia de su amada, se desesperaba, no quería caer en fatalidad, como en otrora, mientras Dayana pensaba que todo tenía que ser con calma, sin tropiezos, sin presiones, tal cual una persona normal, mas, Drextel entregaba mucho más que su vida, mucho más que su cuerpo, él entregaba la esencia de su ser, su corazón, todos sus sentimientos guiados a un mismo ente, a su Dayana, hecho que no es común hoy en día, pero qué más podía hacer, él era así, seguiría siendo así, entregando confianza y ternura, sin importale si estaba en una estación del Metro, echado en el piso, sentado en las silla de un lujoso restaurante, o presentarle a su mamá a la mujer que lo hacía sentir como nunca en su vida, en ese renacer en que creyó siempre… La historia de Dayana y Drextel picaba y se extendía, se llenaba de felicidad, también de agonía, por simples horas incomunicados, por días de ausencia, con esa profunda energía de ver a la persona amada y sentir que la sobrevivencia valía la pena, que las lágrimas nocturnas, por sentir en demasía, lo llenaba de calma por una simple mirada, un simple tacto, un beso húmedo…

Quizás refunfuñen al leer semejante historia, que sientan que es irreal, que está jalada por los pelos, que sea una simple inspiración de éste poeta loco, pero ellos lo sienten en carne viva, cursi o no, válido es, como soñador, hasta irreal, pero lo padecen cuando se ven, cuando el mundo se olvida por una cruzada de dedos, cuando el olor que desprende la otra persona existe y sí está el Hombre Amado, cuando sí está la Mujer Amada, cuando se fusionan en uno, de alma, y el resto es gramínea y falsedad, excepto ellos, que sienten la felicidad más gran de universo. Pues bien, Drextel, todo taquicardiado, desesperado, apresurado, intenso, encontró a su talón de Aquiles; Dayana, coqueta ella, encontró a su come libros, bohemio, tierno ser inexistente en el mundo de hoy, pero lo encontró, a su asombro, pero el tiempo les hará caer en cuenta que son dos seres humanos más, que no son típicos, eso sí, que es difícil encontrarlo, de cajón, pero se hallaron, y, sólo lo que tienen es que colocar empeño, mezclar diferencias y parentescos, entenderse, comprenderse, pues, no sólo el oro brilla, también podemos hacerlo de alma, romántico o no, extraterrestre o no, ellos se entienden, yo lo entiendo, ella lo entiende, ahora sólo falta que cada persona lo asimile y que la felicidad sí existe, para prueba, ésta historia, que, a pesar de excusas, de momentos imprevistos, como alguna enfermedad de un familia, embarques por doquier, se presenten... está la confianza, el sentir intactil de la persona, mas, las esperanzas son las que se pierde, y, a pocos días, horas, quizás, Drextel y Dayana se vuelvan a ver y continúen viviendo en su mundo, y no la ausencia y tristeza que sienten los dos por momentos imprevistos en la vida que no les permiten estar juntos

Al filo de la lanceta.

Frank Nessi.
Aún hay más... todo depende de la aprobación de Drextel y Dayana.
_________________________________________________________________________
(-.-) OFRENDA LITERARIA (-.-)
Hechizo deletéreo

Nunca adiviné estar tan cerca de tus labios,
que nuestra sombra fuera testigo de un instante.
Que fueras tú, precisamente,
la que me besaste.

Nunca agoré estar tan cerca de tus senos,
que sintiéramos al unísono esa luz brillante,
que fueras tú, precisamente,
la que me desnudaste.

Nunca supe lo que estaba pasando...
Te convertías en mi novia, amiga y amante,
sin conocerte, sin verte siquiera,
resultaste mi amor más grande.

Esa noche fue tan sentida como nuestros besos;
esa noche nuestra unión iniciaste
y, gimoteando, ahora escribo versos,
porque temo que de mí puedas olvidarte.
¡El amor afloraste!
¿Cómo hago ahora para apartarme de tu piel
si, amada mía, juntos estuvimos hasta el amanecer?

Mi corazón grita; amor despierta.
Mis labios palpitan; ya tus besos no puedo olvidar.
No te vayas, quédate en mi cuerpo,
pues, alegría en mí lograste resucitar.

Estribillo:

¡Jálame a tu magia, la profundidad de tu corazón...
Amada mía, por ti muero... Estoy a tu entera disposición!

Frank Nessi.

DEDICADO AL AMOR QUE SE ENCUENTRA… QUE JAMÁS SE OLVIDA.
(Signatario 001)
_________________________________________________________________________
Nada es major que el silencio, o una sincera palabra de amor.

Frank Nessi.
_________________________________________________________________________
(-,-) ÁGAPE CONFRATERNAL (-,-)

Saludo a: la esencia de la vida, los que sí demuestran sentimientos.

Frank Nessi.
________________________________________________________________
¿Por qué darse una oportunidad, si no se hace todo lo posible por estar con esa persona?
________________________________________________________________
- E X E A T –

Excusas o verdades…
¿qué se puede creer?
Será a los días, mirando a los ojos
En presencia, sólo eso, más nada…

Pido orden de salida, no sin antes decir:


Enguato el livor.
Frank Nessi.
________________________________________________________________
“Sentirse mal estando con alguien que no ves… pero está en el corazón”.

La clave está en hacer todo lo posible por “estar”, ¿qué tan difícil es? Eso está en el nivel que tengas de resorte… ¿es una oportunidad o un ensueño? Mira a tu alrededor, espera más de lo que puedes dar, ¿falso? Hay que estar bien consigo mismo… para que te quieran.
________________________________________________________________
(!,!)-(!,!)-(!,!) SOFLAMA PASQUÍN DE LA SEMANA (!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)

... SILENCIO … ESCUCHAS SÓLO SILENCIO… EL SONIDO DE TUS LÁGRIMAS … ¿DÓNDE ESTÁ ESA MUJER AMADA?

(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)-(!,!)
________________________________________________________________
COLOFÓN:

REALIZADO ENTRE 13 de septiembre de 2.008.
Correos: franknessicontreras@hotmail.com
elliterato@gmail.com
franknessicontreras@gmail.com
el_literato.yahoo.es
unico_cellec@hotmail.com (MSN)

Accesos Directos: www.el-literato.es.tl
Perfiles: http://elliterato.badoo.com
Frank Nessi (Facebook)
-----------------------------------------------------------------
Secciones de El Literato:

LA LUPA GRÁFICA, SUBLIMINAL, ATISBO SUBLIMINAL, LA CARICATURA DE LA SEMANA, HISTORIAS SIN MOMENTOS, VUELTA DE HOJA, VEHEMENCIA JADEANTE, LA ÓRBITA DEL LECTOR, REFLEXIONES JUNTO AL CAFÉ, OFRENDA LITERARIA, METEMPSICOSIS, CONTACTO PERIODÍSTICO, EL RINCÓN DEL LECTOR, FRANJA DEPORTIVA, ESCORZAMIENTO, TANTEANDO LA IDIOSINCRASIA, CUCHUFLETADA, MEMORIAS HÍBRIDAS, CLARIVIDENCIA AXIOMÁTICA, SUGESTIÓN, LA PALABRA INUSUAL DE LA SEMANA, ACRIMONIA RESOPLADA, SOFLAMA PASQUÍN DE LA SEMANA, LENGUAREANDO, ENTRE SOPORCILLOS, BROCHAZO VITAL, ORNATO, ESPOLIO, DISCERNIMIENTO HENDIDO, AHÍTO, CHURRETE, EL AMOR SEGÚN EL MOSCARDÓN, INTERMISIÓN, EN CUTÍCULAS, SIN DETRACCIÓN, ZONA EDICTA, PUNTO DE RETORNO, MINUCIA, CÁBALA HETEROGÉNEA, LA PALABRA INUTILIZADA, ENTRETELAS, ELUCIDACIÓN, SIN ESTANDARTE, PREÁMBULO, REFLEJO SEPTENARIO, FRENTE A LA ESTUFA, ÁGAPE CONFRATERNAL, IRONÍA MEFISTOFÉLICA, ENTRE DICHOS Y CANCIONES, EXCOMULGADO PASADO, OJOS ESTRIADOS, SAMBUMBIA DE SENTIDOS, ADVENIMIENTO INTRÍNSECO TENAZ, ENJUNDIA ABRUMADA, DESIGNIO DISÍMIL, ALGAZARA DE AMOR, LÁGRIMAS SOBRE EL TECLADO, INCLINACIÓN PROFUSA, CONGÉNERES, EXEAT, CURIOSIDADES, EL RINCÓN DEL LECTOR, ÁBACO Y SONIQUETE.
_________________________
¡ABUR!
______
... Y como diría yo, hace algún tiempo ya…

“Si amas, busca estar a su lado…
Si no está, no apreció tu sentir enamorado.
Vuela, vuela, sigue volando,
que al ras, sangre, por donde danzas, vas dejando”

°_____________________________________________________________°
Nº 120 ))))))))))))))))))))))) EL LITERATO ((((((((((((((((()(((((((((((((((Nº 120
Original de: Frank Nessi Contreras
LA RAZÓN ESTÁ EN LAS PALABRAS
Nº 120 (((((((((((((((((((( La felicidad sí existe ))))))))))))))))))))))))))) Nº 120